Avisar de contenido inadecuado

1983 / Peugeot 205

{
}

Peugeot 205
En 1978 se comenzó a trabajar en el proyecto para sustituir al Peugeot 104, el proyecto, denominado "M24", preveía un coche de tamaño ligeramente más grande, con el fin de mejorar la habitabilidad y la capacidad de carga, cuya meta era aumentar las ventas y tener éxito en el ámbito de los automóviles compactos, de suma importancia en el mercado europeo. El coche, que fue llamado inicialmente 105 para mantener la continuidad con su predecesor, mas tarde se decidió la denominación de 205. Se inició la producción en la fábrica de Mulhouse, y presentado en enero de 1983, la prensa, se llevo una grata impresión por su agilidad y por su excepcional manejo.
La línea del coche también dejo una impresión muy agradable, nada revolucionario, pero en comparación con el 104 es más moderna y atractiva.
Diseñado en colaboración con Pininfarina, el 205 se distingue de los clásicos Peugeot de faros trapezoidales y la parrilla con el emblema de la marca, su parte delantera es inclinada y tiene fuertes contrastes con la parte trasera de la carrocería más redondeada, la línea del central es baja y las ventanas son muy grandes, lo que permite de forma apreciable la visibilidad y acentúa la sensación de un espacio interior amplio, el parachoques es envolvente, mientras que el CX (0.35) es digno de elogio para un utilitario.
Su espacio es abundante en relación con las compactas dimensiones exteriores (3,70 metros de longitud, 1,56 metros de anchura, altura 1,38 metros, 2,42 metros de eje a eje) y para los estándares de la época.
Los motores montados en los primeros modelos eran los mismos del 104, todos de 4 cilindros en línea, los cuales están dispuestos transversalmente y con una inclinación de 72 º, lo que le permite un capó bajo y la simplificación de las operaciones de mantenimiento, mientras que los diesel, de 1769 cc, derivan del motor 1900 XUD que equipaba al Simca horizonte y a los Peugeot 305. La caja de cambios era lubricada por el mismo aceite del motor. Todo esto, combinado con un precio competitivo, le auguraban un éxito inmediato al nuevo 205.
Inicialmente estuvo disponible solo con una carrocería de 5 puertas.

En 1984, el año siguiente a su debut, se presentó el 205 GTI 1.6, con la novedad del 3 puertas, movido por un motor de 1580 cc, cuenta con una caja manual de cinco velocidades y es capaz de entregar 105 CV a 6250 rpm, el GTI ha desarrollado una velocidad máxima de 190 km / hr consumiendo una media de 7,6 litros de combustible cada 100 Km, este se convirtió en el modelo de punta de la gama Peugeot de ese año.
Externamente posee características deportivas pero sin llegar a ser demasiado evidentes y se distingue de otras versiones por su banda roja en los paragolpes, faros antiniebla, un nuevo retrovisor exterior (más aerodinámico) y las siglas de identificación (ubicadas también lateralmente y sobre la parte trasera). En el interior, el GTI cuenta con un nuevo volante mas deportivo de diámetro pequeño y los nuevos asientos delanteros, mas anatómicos y mas bajos, para garantizar una posición de manejo deportivo.
Dos meses más tarde otra versión deportiva hace su debut, dirigida a una pequeña elite de aficionados: el 205 Turbo 16, versión de carretera rally del cual se construyeron primeramente 200 unidades, necesarias para la homologación en el grupo B del rally internacional, a partir de la cual se desarrollaría una evolución de 20 unidades con especificaciones de competición. El Turbo 16 es un biplaza, con un motor central de cuatro cilindros turbo alimentado de 1775 cc, con dieciséis válvulas e inyección electrónica, cuya potencia máxima es de 200 CV a 6570 rpm, lo que le permite al Turbo 16 llegar a 210 km / h, y acelerar de 0 a 100 km / h en 6 segundos, y pasar de 70 a 120 km / h en 16 , 2 segundos. El cambio es manual de cinco velocidades, posee frenos de disco ventilados en las cuatro ruedas, se presenta en color gris oscuro metálico, fácilmente reconocible por sus ruedas ampliadas, los grandes escudos envolvente del paragolpes, el spoiler y las entradas de aire. Interiormente se llevó a cabo un nuevo espacio, cubierto en símil de cuero, una rica instrumentación.
En 1985 llega la primera versión especial de 205, Lacoste, en color blanco Meije, con bagetas en el exterior, espejos exterior con ribete en paño verde, al igual que los paragolpes, techo solar deslizante, llantas y tazas en Blanco, limpiaparabrisas trasero, calzado con neumáticos 165/70 SR 13, y el logo de Lacoste en la parte lateral de los guardabarros delanteros, y en la cola.

Ya en 1986, la gama de 205 crece aún más con la presentación del GTI de 115 CV, de 105 HP, el cual alcanza la velocidad máxima de 196 km / h, acelera de 0 a 100 km / h en 9,1 segundos y consume una media de 7,6 litros de gasolina por 100 km.
El cabriolet, producido en colaboración con Pininfarina. Derivado de los tres puertas, que mantiene el tamaño y la habitabilidad , la carrocería está construido en Italia en el establecimiento de Grugliasco (TO), de Pininfarina, mientras que la parte mecánica se monta Francia, Mulhouse.
El chasis fue reforzado, las puertas estaban equipados con el deflector fijo y se ha incluido un rollbar central. Las ventanillas traseras son descendientes y la capota, una vez plegada, desaparece casi en su totalidad detrás de los asientos. El 205 Cabriolet está disponible en dos versiones:
• CT: con motor de 1124 cc,
CTI: con el mismo motor de 115 caballos de GTI.
El 205 automático, con cuatro marchas, realizado por el grupo PSA en colaboración con ZF (es la misma que utiliza el 305). Disponible con carrocería de 5 puertas, con un nuevo motor de 1580 cc de 80 CV, alcanza la velocidad máxima de 166 km / h, acelera de 0 a 100 km / h en 14,2 segundos y consume una media de 7,5 litros gasolina por 100 km.
En noviembre de 1986 es el debut, del GTI 1900 de 130 HP. Se distingue externamente del 115 CV a simple vista por el pequeño alerón trasero. Dentro está equipado con asientos deportivos y volante revestidos en cuero.
Los frenos son a disco en las cuatro ruedas (con la parte delantera autoventilada).

El GTI 1900 alcanza la velocidad máxima de 206 km / h, acelera de 0 a 100 km / h en 8,3 segundos y consume una media de 8,2 litros por 100 km.
Un mes más tarde fue el turno del debut de XS, diseñado especialmente para los jóvenes. Equipado con un motor de 1360 cc motor ya utilizado en el GT de cinco puertas, se caracteriza internamente por sus envolventes asientos y la instrumentación tipo GTI, y externamente por los pequeños spoiler traseros.
A mediados-1987, hubo un ligero restyling en el interior, e incluso la mecánica con algunas actualizaciones menores. La puerta trasera tiene un pequeño alerón en la parte superior.
Dentro se cambia por completo el torpedo, más moderno y de plástico; en la consola central cuenta con nuevos orificios de ventilación y nuevos controles para el aire acondicionado.

También son nuevas las ruedas y los asientos y revestimientos de las puertas. En lo que respecta a la gama de motores, en algunos varían, aunque ligeramente, los valores de par y de potencia.
Este año también se lanza la serie especial 205 Open, con el mismo motor que el automático 205 (XU51C), pero con una caja de cambios manual.
En 1988 llegó una nueva versión deportiva: para tomar el lugar la mítica 205 T16, el 205 rally aquí es conseguir los 205 Rallye, con un potente motor de 1,3 litros , capaz de entregar 103 CV que sumado a su bajo peso le permito las siguientes marcas: una velocidad máxima de 190 km / h, acelera de 0 a 100 km / h en 9 segundos, pasó de 70 a 120 km / h en 12,8 segundos y consume una media de 8,1 litros de gasolina por 100 km .
En el mismo año, los 205 CJ (cabriolet Junior) sustituyeron a los 205 CT, estos contaron con dos motorizaciones una de 1124cc y otra de 1360 cc.
En abril del 90 aparece en la lista el primer modelo con convertidor catalítico, el 205 XLI Targa Verde de 1.100cc de 3 puertas , con una potencia máxima de 60 CV a 6200 rpm, y la velocidad máxima de 164 km / h. Mas tarde, en octubre, en el Salón de París, Peugeot presenta la segunda serie del 205, afectada por una ligera restauración. Se han modificado los grupos ópticos traseros (las luces de marcha atrás fueron reemplazadas por una sola luz por debajo del parachoques), los indicadores de giro son de color blanco, los parachoques y las molduras laterales son ahora de color gris oscuro. Todas las versiones traen el espejo retrovisor exterior derecho, nuevos revestimientos de los asientos. Hace su debut el 205 "D Turbo", en la versión de cinco puertas, montando un motor de 1769 cc, perteneciente a la familia de los motores XUD ya utilizado por el 309, con una caja de velocidad de cinco marchas, el motor tiene una potencia máxima de 78 CV a 4300 rpm, un par máximo de 157 Nm a 2100 rpm y permite al 205 para llegar a 175 km / h y acelerar de 0 a 100 Km / h en 12,2 segundos. El Turbo D se distingue de otras versiones por, los faros de profundidad, gris o rojo con franjas a los lados.
Dentro de los deportivos fueron insertados asientos, similares a los del GTI.

A partir de 1991 comenzó la disminución de la carrera del 205: con la llegada al mercado del más moderno Peugeot 106 , a fin de no chocar comercialmente con este.
De esta manera, los 205 podrían seguir adelante hasta 1995 en Europa y hasta 1998 sólo en Francia, año en el cual fue conocido su heredero en fama y ventas de la marca , el Peugeot 206.
Aquel que halla tenido la suerte de poder manejar un 205 GTI, habrá percibido la asombrosa facilidad de su conducción, especialmente cuando se acerca al límite de su adherencia, se posiciona correctamente para la entrada y salida de las curvas. Cierto que alguna parte del mérito corresponde a los excelentes neumáticos Michelin MXV. La suspensión es fantástica, solo se deja notar a marcha lenta sobre un mal pavimento, circunstancia en la que la anchura del calzado le juegan encontrar, por lo demás, en todas las demás condiciones es confortable, y ofrece una estabilidad con apenas un ligero vestigio de subviraje (con las 4 ruedas hinchadas a 2 kilos, que es lo oficial), actitud que puede modificarse a voluntad con facilidad, gracias al manejo del volante y acelerador.
Y todo ello, con un mínimo balanceo, que permite encadenar virajes en sentido alternativo con la rapidez de un rayo.
Respecto a los frenos, su resistencia es ejemplar, ya que tanto por la generosidad del dimensionamiento como por la eficacia de su refrigeración, son absolutamente inasequibles al «fading», su eficacia con las modernas pastillas de materiales orgánicos, sin amianto, no permiten, salvo esfuerzo desaforado sobre el pedal, esas «clavadas» que en teoría no tendrían que realizarse, pero que de tarde en tarde no hay más remedio que aplicar cuando uno se ha «pasado» un poco, o bien surge lo imprevisto.

De todos modos, la frenada es buena, y sobre todo, de una consistencia absoluta, el conductor tiene la seguridad de no quedarse sin frenos.
El puesto de conducción, en su conjunto, es magnífico, la correlación de distancias y alturas entre los mandos es correcta, y los asientos, rondando lo perfecto, pues son a la vez firmes, confortables y con excelente sujeción lateral. La visibilidad, en general, es buena, si bien en 3/4 trasero la peculiar conformación de la carrocería deja un cierto ángulo muerto. La iluminación es potente, y más lo sería si las luces fuesen blancas en vez de amarillas (versión francesa), con lo cual a su vez los faros principales tendrían el suficiente alcance en largas como para no necesitar el apoyo de los auxiliares, que entonces podrían recuperar la misión que su posicionamiento pide claramente, esto es, la de anti nieblas.
En caso de lluvia intensa y a alta velocidad, incluso el pequeño deflector aerodinámico situado en el brazo del limpiaparabrisas izquierdo se queda algo justo para poder barrer correctamente.
Lo cierto es que el GTI permite andar tan rápido en mojado que la cantidad de agua que el cristal recoge en cuestión de instantes es muy elevada.
No deja de tener su encanto disponer de un motor con esta prestación , y además unos consumos de auténtico utilitario. A cambio de ceder unos 3 CV respecto al Golf GTI de igual cilindrada, el 205 economiza prácticamente 1 litro en ciudad y, curiosamente (por la aerodinámica, sin duda), incluso todavía más en carretera: un promedio de 1,1 litros, pero muy cerca de 2 litros a alta velocidad, las cifras de consumo son absolutamente notables, esta perfecta dosificación del combustible a todos los regímenes es lo que ha permitido a Peugeot realizar la armonización entre un desarrollo corto y un consumo excepcional, con ayuda de un buen Cx.

El coche gusta a todo el mundo, y posee una sensación de potencia y rapidez. En cuanto al equipo, es correcto, e incluso suntuoso con la opción de los levantavidrios y el
cierre centralizado; la instrumentación es, a su vez, muy completa, y el confort general se apoya, aparte de la muy buena suspensión y sus excelentes asientos, en un nivel sonoro de lo más discreto y una suficiente ventilación, que sigue sin ser uno de los puntos fuertes del 205, pero que es por demás de aceptable.
Durante el periodo de su fabricación, el 205 conto con muchas ediciones especiales, solo para Francia, con muy buena aceptación entre los clientes, como el caso del Rolan Garros , el Lacoste , etc
Como en el caso de la medicina, podríamos decir que el 205 GTI no tiene contraindicaciones en cuanto a su formulación.
El Peugeot 205 fue uno de los modelos emblemáticos de Peugeot. Se produjo a partir de 1983 hasta 1998 en un numero de 5 278 000 ejemplares, lo que fue recod en Peugeot, hasta que fue superado por el Peugeot 206 a finales del 2005.

IMAGENES

VOLVER

{
}
{
}

Deja tu comentario 1983 / Peugeot 205

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre